Supuestos de proyecciones

/uploads/gonzalo-enei.jpg
Gonzalo Enei
30 Oct, 2019 lectura de 2 mins

Las simulaciones de retornos y medidas de riesgos se calculan con un modelo estadístico tradicional y no constituyen una predicción para las rentabilidades futuras de la cartera, sino una estimación referencial construida en base a datos históricos de los fondos o de los activos relacionados a ellos.

Estas simulaciones son una estimación del comportamiento de los activos si su desempeño histórico con respecto a activos libres de riesgo se repitiera en el futuro. Dado que el modelo contiene supuestos que podrían no cumplirse, estas estimaciones son sólo referenciales, y por lo tanto se debe entender que la rentabilidad de la cartera o de los fondos son naturalmente variables y que no es posible predecir su comportamiento futuro.

El escenario “mejor caso” muestra la gráfica del Valor en Riesgo (VaR) sobre el horizonte de inversión simulado, con un nivel de confianza de 97,5% de acuerdo a la distribución de retornos históricos, lo cual significa que según la estimación asociada a la simulación, existe una probabilidad del 2,5% de que la cartera tenga una rentabilidad tan buena o mejor que el escenario optimista en el horizonte de inversión simulado.

El escenario “peor caso” muestra la gráfica del Valor en Riesgo (VaR) sobre el horizonte de inversión simulado, con un nivel de confianza de 97,5% de acuerdo a la distribución de retornos históricos, lo cual significa que según la estimación asociada a la simulación, existe una probabilidad del 2,5% de que la cartera tenga una rentabilidad tan mala o peor que el escenario pesimista en el horizonte de inversión simulado.

Los escenarios consideran una rentabilidad real y la UTM empleada para el cálculo del máximo beneficio del régimen A es la última publicada por el Banco Central.