¿Por qué las AFPs podrían invertir mejor y no lo hacen?

Pedro Pineda
Pedro Pineda
7 May, 2017 lectura de 4 mins

Me siento como director de cine gringo haciendo el remake de una película coreana excelente pero críptica. La de Alejandro Bernales, investigador en Finanzas y Economía Aplicada de la Universidad de Chile quien escribió un muy buen texto sobre por qué las AFPs invierten mal nuestros fondos.

Él dice rigurosamente “podrían no estar invirtiendo bien” y es mi culpa como traductor decir “invierten mal”, o cualquier otra imprecisión que haga con tal de hacer la película más entretenida pero en ningún caso mejor que la original.

(Update: la publicación original ya no está disponible pero puedes ver la publicada por el DII de la U de Chile acá).

Démosle.

¿Por qué invierten mal?

Porque hacerlo bien o mal no afecta significativamente sus ingresos.

Las AFPs** ganan más plata cobrándonos comisiones que con la rentabilidad **que obtienen.

Para aclarlo: la plata que administran es nuestra y la rentabilidad que obtienen también, pero para que no hagan cualquier cosa con ella, la ley las obliga a poner plata de su bolsillo que se administra igual a como administran la nuestra.

Así, si pierden plata nuestra les duele porque pierden plata de ellos invertida en paralelo en lo mismo. Y si nos hacen ganar, excelente porque ellos también ganan.

Suena bien.

El problema es que ganan tanto más con las comisiones que nos cobran por administrar nuestra plata, que no les duele tanto si pierden de la suya por haber invertido mal.

Entonces ¿qué hace el gerente de una AFP?, ¿gastar en el equipo de inversiones para que haga mejor su trabajo o contratar más ejecutivos de venta para atraer clientes nuevos?

Por eso es que hoy la rentabilidad de nuestra plata pasa a ser algo secundario en el negocio de las AFPs, más preocupadas de las sucursales y el sueldo de los equipos de venta (en aumento como muestra Bernales en sus gráficos).

En este escenario, alguien podría decir “me cambio a una AFP con un buen equipo de inversiones que obtenga mejores rentabilidades para mi plata”.

Aquí está la segunda trampa: todas las AFPs tienen una rentabilidad parecida porque **las AFPs se copian entre sí las estrategias de inversión. **Ninguna lo hace excelente, ninguna lo hace pésimo.

Es como si en una prueba todos los alumnos de un curso se copiaran y tuvieran más o menos un 5.

¿Y el profesor donde está?

En este caso el profesor, que es la ley, no tiene problemas con esto y de hecho permite la copia gracias al artículo 26 que dice: “Deben mantener en sus oficinas, en un lugar de fácil acceso al público, un extracto disponible que contenga la siguiente información: … Composición de la cartera de inversión de cada uno de los Fondos”.

¿Por qué las AFPs se copian?

Porque la ley penaliza a las que estén muy debajo del promedio (artículo 37), entonces éstas prefieren copiarse y así no arriesgarse ninguna a pagar la multa.

Parte del equipo de Inversiones en una AFPParte del equipo de Inversiones en una AFP

A la ley no le importa si todas lo hacen bien o mal, siempre y cuando estén en el promedio.

Y a las AFPs les sale más barato copiarse que estudiar. Para qué van a gastar en tener un equipo de inversiones top si pueden copiar la estrategia de al lado. Mejor que los recursos se vayan al área comercial que atrae a más clientes (obligados por ley a pagar la comisión).

Además, al tener todas resultados similares, le están quitando poder negociador a los clientes que no pueden amenazar con cambiarse de AFP y no les queda más que conformarse con lo que hay. Un apoderado pensará que un 5 no es tan malo si todas las notas del curso están entre 4,8 y 5,1.

La publicación de Bernales no busca decir si las AFPs son buenas o malas, sino que hacer explícito que la regulación las incentiva a no dar lo mejor de sí y que si uno le está pagando una comisión más alta a su AFP, debiera exigirle que lo haga mejor y no que ande copiando.

Para cerrar, apoyado en el cálculo de fronteras eficientes de inversión demuestra que las AFPs no están obteniendo el mejor retorno posible para el nivel de riesgo que asumen porque además de la responsabilidad de sus equipos de inversión, otra vez la legislación establece restricciones en los porcentajes en que se puede invertir que no siempre están en el óptimo (documento “Régimen de Inversión de los Fondos de Pensiones” de la Superintendencia de Pensiones)

Y remata diciendo que “el uso de algoritmos automáticos resultaría más eficiente y mucho menos oneroso en términos de comisiones por ‘administrar’ dichos fondos”,* *cosa que nos encantó leer porque es precisamente lo que hacemos en Fintual si quieres ahorrar plata por tu cuenta para una casa nueva, la educación de tus hijos o incluso mejorar tu jubilación.