¿Te conviene un seguro con ahorro?

/uploads/francesca.jpg
Francesca Finaldi
Periodista como Nachito Pop
Dec 23, 2019 lectura de 8 min

Te voy a contar algunas verdades de los seguros con ahorro, esas que nunca te dijeron, y probablemente termines contratando ambas cosas por separado.

Son confusos
Los seguros con ahorro son dos productos en uno: seguro de vida y ahorro o inversión, generalmente en fondos mutuos. Este ahorro puede ser con o sin APV. En este caso, vamos a analizar sólo los seguros con ahorro APV.

Hasta ahí todo bien. El problema es que muchas veces es muy difícil saber cuánto de lo que estás pagando se va al seguro y cuánto al ahorro. Y no deberías tener un producto financiero que no entiendas. Menos uno en el que no se entiende ni lo que te están cobrando.

Eso le pasó a Samuel, el abogado de Fintual. Un día se dio cuenta que no entendía nada de su cartola. Esta es la de su seguro con ahorro APV en septiembre de 2019:

En septiembre Samuel aportó $90.726, de los cuales $43.893 se fueron al seguro y los $46.833 restantes al ahorro.

El 80% del ahorro se va al fondo mutuo Security Retorno Estratégico y lo restante a un fondo de renta fija a tasa garantizada UF +2%.

El fondo Security Retorno Estratégico cobra 2,33% anual (el promedio de la industria es 1,63%) y ha rentado 9,24% en un año (a octubre de 2019). Nunca logré saber cuál es el fondo de renta fija ni cuánto cobra 🤷🏽‍♀️ poco transparente la entrega de información.

Después del esfuerzo de entenderlo un poco más empezó la inquietud. ¿Cuánto costaría si contrato ambas cosas por separado? Y he aquí la primera sorpresa de los seguros con ahorro:

Son caros

En una inversión que vas a tener por tantos años, cada decimal de la comisión afecta un montón, pero sorprendentemente las diferencias acá no son de decimales: descubrimos cobros de hasta cinco veces.

Es común que los ejecutivos digan que no cobran comisión por la administración del ahorro, pero ojo con los términos: muchas veces las comisiones se esconden en términos como gastos/cargos de administración, gastos del fondo u otros gastos:

Las aseguradoras venden seguros y las administradoras generales de fondos (o AGF) venden fondos mutuos.

Entonces, cuando pagas por el fondo mutuo del seguro con ahorro estás pagando una doble comisión: la que te cobra la aseguradora por invertir tu plata en una administradora, y la comisión que le pagas a la administradora cuando inviertes tu plata en sus fondos.

Hay compañías de seguros de vida que tienen una AGF asociada. Esto es común en los bancos, como Banco Santander (Santander Asset Management), Banco de Chile (Banchile), Banco Security (Security AGF), etc.

Y hay aseguradoras que no tienen AGF, pero tienen una (o unas) AGF amigui, como Consorcio con LarrainVial:

En el caso de ese fondo mutuo, Consorcio Acciones Chilenas, estarías pagándole a Consorcio por el ahorro y también a LarrainVial la comisión del fondo mutuo: 3,15% anual. Y este fondo mutuo ha rentado -10,88% en un año 🙈 (de septiembre 2018 a septiembre 2019).

Y la comisión es muy importante porque, además de estar pagando algo demasiado caro, puede que tu comisión se esté comiendo tu rentabilidad.
En el caso de Samuel, le convendría tener su plata en otro lado si encuentra una mejor opción al fondo Retorno Estratégico de Security, con su comisión de 2,33% anual y rentabilidad de 9,24% anual (entre octubre 2018 y octubre 2019). Y eso no es tan difícil.

Si comparamos comisiones en el ránking de las AGF más caras y más baratas que hace todos los meses El Mercurio Inversiones, hay una categoría con las comisiones promedio que cobra cada AGF a los inversionistas APV:

Y sin ir más lejos, Fintual es el más barato del mercado y cobra una comisión de máximo 0,49% al año: un 79% menos que lo que cobraba el seguro con APV que tenía Samuel!

¿Y el seguro? Samuel cotizó un seguro de vida solo, con la misma aseguradora y con mejor cobertura (capital de 2.000 UF vs 1.500 UF), y costaba 0,9 UF mensual (~$27.600). en lugar de los 1,56 UF (~$44.000) que estaba pagando: o sea, se va a ahorrar $16.500 todos los meses sólo en la parte del seguro.

Son poco flexibles

Además de ser caros, los seguros con ahorro tienen otro problema: no puedes tener ambos regímenes de APV, lo que podría impedir que aproveches al máximo los beneficios que da el Estado.

Existen dos formas de APV. El APV-A, donde el Estado te regala el 15% de lo que ahorras en el año (con un tope de 6 UTM) y el APV-B, donde puedes descontar lo que ahorres de tus impuestos.

Para llegar a las 6 UTM que te regalan al año por APV-A, deberías invertir ~$165.000 al mes (o ~$2.000.000 al año).

Para el APV-B es más difícil el cálculo porque depende de los impuestos que pagas, pero el máximo que podrías descontar son 600 UF (casi $17.000.000).

Entonces, si tu sueldo imponible (líquido antes de pagar impuestos) es menor a $3.384.000, te conviene tener ambos regímenes de APV: invertir en el régimen A hasta maximizar el beneficio (~$165.000 al mes) y cualquier monto que inviertas sobre ese monto debería irse al régimen B.

Peeero, cuando contratas un seguro con ahorro tienes que elegir uno de los dos, A o B. Si bien puedes cambiarte de un régimen a otro (en el caso de que tu renta cambie, por ejemplo), esto rige sólo para los depósitos futuros. Lo que está en APV-A se queda ahí, a menos que lo retires (pero pierdes el beneficio).

Por otro lado, los seguros con ahorro te pueden dejar amarrado con condiciones que ya no te convienen. Una vez que uno toma algo que se cobra mensual, muchas veces no los adaptamos en el futuro. Si contratas un seguro con ahorro cuando tus hijos todavía están en el colegio/universidad, no tendría sentido pagar exactamente el mismo seguro cuando se termina esa etapa.

¿Vas a modificar este seguro o buscar otro que se acomode a esta nueva etapa de vida? Lo más probable es que no lo hagas y que termines pagando más de la cuenta por algo que no necesitas.

Fact checking a los ejecutivos:

La última y más horrible verdad de los seguros con ahorro: hay ejecutivos de ventas que son capaces de decir cosas que no son ciertas con tal de vender el seguro.

Algunos ejemplos:

  • Bonificación sobre la prima: supuestamente, para el beneficio tributario del APV se consideraría la prima total del seguro. O sea, en el caso de Samuel, sería sobre las 3,24 UF que paga todos los meses… Farso, farso, farso. El beneficio se paga siempre por el aporte al APV, que en este caso es de 1,674 UF.
  • El seguro protege la inversión: el argumento detrás de esto es que, como estás contratando un seguro, tu inversión está asegurada. Nada que ver. Eso no tiene sentido porque el seguro es un seguro de vida.
  • No hay costos por el ahorro: completamente falso. El costo sí existe y muchas veces lo pagas dos veces.
  • Terminar el contrato es la peor decisión que puedes tomar: es muuuy probable que cuando trates de escapar del seguro con ahorro te metan miedo diciendo cosas como:
    - Vas a perder lo invertido (rentabilidad): Mentira. Si traspasas tu APV a otra institución, como Fintual, no pierdes ningún $ de tu inversión.
    - Vas a perder el seguro de vida: Esa es la idea! Porque tienes un seguro demasiado caro. Si necesitas un seguro, puedes tomar un seguro de vida en la misma compañía u otra, más barato y con mejor cobertura.
    - Largo trámite en caso de fallecimiento: Independiente de donde tengas el APV, el trámite de posesión efectiva para heredarlo se debe realizar igual.
    - Pago de renta/impuestos: Al jubilar, todo lo invertido es exento de impuestos. En caso de fallecimiento, los beneficiarios/herederos reciben una pensión de sobrevivencia que está afecta a pago de impuestos sólo si es mayor a 13,5 UTM.
  • No pagan impuestos: Esta es la única verdad, pero hay un pequeño gran detalle. El Servicio de Impuestos Internos no está de acuerdo con que los seguros con ahorro no tributen y hay un juicio pendiente en la Corte Suprema. Puedes leer la historia acá.
Arranca!

Después de saber todo esto, creo que vale la pena al menos comparar.

Algunos tips para empezar a cotizar ambas cosas por separado:

  • Si quieres analizar el rendimiento de tus fondos mutuos: www.quefondomutuo.cl
  • Y cotizar seguros en ComparaOnline (aunque hay que tener ojo con las sugerencias auspiciadas de seguros con ahorro). Otra opción que me gustó fue la de Seguros Falabella, porque es de las pocas que te muestra de manera simple la cobertura y el precio del seguro.

Lo importante es que sepas cuánto estás pagando por tu seguro, cuánto estás pagando por el fondo y cuánto pagarías si los tuvieses por separado.

Dato: si no tienes a mano tu póliza y la quieres revisar, puedes buscarla en el depósito de pólizas de la CMF. En tu cartola debería salir el número de póliza. Si no tienes idea qué tipo de seguro tienes ni el número de póliza, la CMF tiene este servicio en el que puedes conocer estos datos sólo con tu carnet de identidad. Lo malo es que el trámite puede demorar hasta 30 días.

Cambiarte y mover tu APV a Fintual no cuenta como un retiro y no pierdes los beneficios tributarios.
Más de 300 personas ya se trajeron su APV 🚀

Infórmese de las características esenciales de la inversión en estos fondos mutuos, los que se encuentran contenidos en sus reglamentos internos y contratos de suscripción de cuotas.