Elecciones en Estados Unidos: ¿Cómo afectan a las inversiones en Fintual?

/uploads/2020-08-11/stella.jpg
Stella Melaragno
Economista de la universidad Insper y master en Macroeconomía Financiera en la Fundação Getulio Vargas. Brasileña y experta en portuñol lectura de 7 min

Edit: acá un post más actualizado sobre las elecciones en EE.UU.

Quedan menos de dos meses para la elección presidencial en Estados Unidos.

Los fondos Norris, Pitt y Clooney tienen inversiones en compañías listadas en EE.UU. y su rentabilidad depende principalmente de dos cosas:

  1. La economía estadounidense y que, por supuesto, se ve afectada por las elecciones
  2. La cotización del dólar frente al peso chileno.

Si bien a principios de año las encuestas mostraban una competencia reñida entre demócratas y republicanos, el panorama ha ido cambiando en el tiempo.

Hace más de un mes que el partido demócrata está 10 puntos arriba en las encuestas, aunque eso no garantiza nada. ¿Te acuerdas que Hillary Clinton era favorita en las últimas elecciones?

Un poquinho de contexto sobre los candidatos

Trump va por la reelección.

El republicano ha tenido un mandato marcado por el cierre de fronteras buscando proteger la economía interna de manera figurativa y efectiva. Se metió en un embate político y económico con China, llegando al nivel de desconfianza más grande entre los dos países de los últimos 50 años, lo que muchos han llamado una nueva guerra fría. Tuvo una pelea específicamente con empresas Chinas que están ganando relevancia como Huawei y TikTok.

También hizo cambios en la política migratoria estadounidense, tornándola cada vez más restrictiva, buscando construir un muro entre EE. UU. y México alegando que por ahí entraban personas y drogas ilegalmente. Usa una estrategia para generar miedo en los estadounidenses y crear la sensación de inestabilidad política y económica refiriéndose a los inmigrantes como amenaza.

La campaña de reelección de Trump contaba con el crecimiento económico como base para su discurso electoral, pero el coronavirus y la cuarentena complicaron ese argumento

El PIB estadounidense se contrajo un 9,5% en el segundo trimestre del año (trimestre a trimestre), el peor resultado trimestral desde que hay registro. Con eso también aumentó el desempleo, que llegó a 14,7%, la peor cifra desde la gran depresión.

Ilustración de Juan de Dios Urrutia

El candidato demócrata, Joe Biden, tiene una posición más progresiva que Trump.

Fue vicepresidente de Obama y ahora fue elegido candidato demócrata con la expectativa de que pudiera unificar los distintos grupos socioeconómicos y demográficos.

En marzo de este año Biden anunció que su VP sería una mujer. Este martes eligió a Kamala Harris, senadora por California.

Hija de madre india y padre jamaicano, es la primera mujer afroamericana como candidata a la vicepresidencia. Parece ser capaz de dialogar tanto con progresistas como con moderados y durante su carrera ha destacado por representar a minorías.

De ganar Joe Biden, sería el presidente más viejo en ocupar el cargo en Estados Unidos. Esto implica que la VP sería una opción “obvia“ en cuatro años más para disputar elecciones demócratas.

Lo que hay que saber de las elecciones estadounidenses

El proceso es distinto al de países como Chile, que tiene voto directo para el cargo de presidente. Tener más de 50% de los votos de los ciudadanos no es suficiente para elegir al ganador en Estados Unidos.

Cada uno de los 50 estados tiene una votación voluntaria que elige un cierto número de delegados en el colegio electoral. Los estados más grandes tienen derecho a más representantes. El candidato más votado en cada estado se lleva todos los delegados, excepto en dos estados, Maine y Nebraska, que crearon un mecanismo de división de voto que refleja el voto popular, dividiendo algunos de los votos por distritos.

El colegio electoral, a su vez, hace una segunda votación para elegir al presidente.

Desde 1990, el partido republicano consiguió la mayoría de los votos sólo una vez, pero su candidato salió presidente tres veces. El último fue Donald Trump.

Este sufragio indirecto provoca que algunos estados sean claves para definir las elecciones presidenciales, los Swing states.

Además de no tener un partido favorito, suelen ser decisivos porque tienen una cantidad relevante de delegados.

Por otro lado, hay estados que son “seguros”. Por ejemplo, los candidatos demócratas no hacen campaña en Nueva York o California, porque saben que van a ganar.

Este año, por el coronavirus, 75% de los estadounidenses podrán enviar su voto por correo Esto puede tener dos consecuencias:
1. Quizás no sabremos quién es el ganador en la misma noche del conteo, ya que algunos votos podrían demorarse más tiempo en llegar
2. Existe la posibilidad de que uno de los candidatos no acepte la elección y cuestionar el resultado.

¿Y cómo está la economía de Estados Unidos?

Estados Unidos es el país económicamente más fuerte del mundo. Su PIB representa más del 23% de la economía global. Su poder hace que sus elecciones presidenciales sean uno de los eventos políticos recurrentes más importantes del mundo y por eso tanta gente lo sigue de cerca.

Hay evidencias para decir que a los mercados les gustan más las victorias republicanas.

Sin embargo, este año los mercados están más preocupados de otra cosa: una crisis política (o de la democracia) de tener un resultado cuestionado.

Trump ya ha hecho observaciones que sugieren que las elecciones podrían ser “manipuladas” en su contra. Y una encuesta sugiriendo que los partidarios republicanos no van a aceptar el caso de que pierdan las elecciones.

Sin embargo, las políticas públicas tienen un efecto directo en la recuperación económica post-covid, como muchos estudios sugieren. Pero dependerá del próximo presidente elegir y priorizar cómo lo hará.

¿Y el dólar?

Hay demasiados factores que influyen en la cotización del dólar frente al peso chileno.

Los principales en el último mes fueron la expectativa acerca del final de la pandemia (con testeos de vacunas, por ejemplo), el precio del cobre, los resultados financieros de las empresas estadounidenses y mismo el retiro del 10% de la AFP.

Por supuesto, las elecciones estadounidenses podrán tener efecto en la cotización, pero hay algunas cosas que ya sabemos:

  1. El efecto de las elecciones americanas es uno de los muchísimos factores que influencian el dólar
  2. Pese a que a los mercados generalmente les gusta más una victoria republicana, hay estudios que sugieren que quizás una victoria democrática podría ser positiva para las acciones

Es importante recalcar que la composición de los fondos de Fintual está hecha usando un modelo que usa datos desde 2007. O sea, contempla las caídas de los mercados experimentadas en la crisis subprime y por los efectos de la pandemia del covid-19.

Las carteras de Moderate Pitt y Risky Norris tienen más de 3.500 empresas distintas como subyacentes y son fondos recomendados para inversiones de mediano o largo plazo.

Prueba Fintual

Más inteligente que dejar tu plata en el banco.

Empezar