Cómo tener un poco de suerte al invertir en Fintual

Omar Larré
Omar Larré
2 Sep, 2018 lectura de 3 mins

Cuando inviertes en Fintual, tu rentabilidad va a subir o bajar todos los días. Lamentablemente ni nosotros (ni nadie) tiene cómo saber qué va a pasar. Si bien diseñamos cada una de las carteras de inversión de nuestros usuarios para que en el largo plazo las inversiones suban, puede ser que hayas entrado en un mal momento. Acá te contamos una estrategia para evitar esta mala suerte.

A veces hay meses buenos, a veces hay otros malos. En general, está dentro de lo normal enfrentarse entre 2 a 5 meses de rentabilidad negativa dentro de un año en los portafolios de Fintual. La gracia es que, en el largo plazo, las inversiones en carteras diversificadas tienden a subir, pero no como una línea recta: hay períodos en que vas a perder.

¿Habrá algo para al menos evitar — aunque sea un poco — la mala suerte?

Sí. Hay una estrategia que, no siendo mágica ni traída desde la NASA, te puede evitar una racha de mala suerte: hacer aportes recurrentes a tu inversión. Esta estrategia te expone lo menos posible a depender de cuán buena o mala suerte tendrás al momento de hacer una inversión, ya que lo que ganes al invertir en un único y solitario depósito depende mucho del día en que partiste haciéndolo (este link que probablemente te parecerá en chino explica este fenómeno en detalle).

Al depositar, por ejemplo, $50.000 al mes en vez de $600.000 una sola vez en un año, disminuyes depender de la suerte. En este caso, lo que haces es repartir la probabilidad de tener mala suerte en 12 casos, y no dejarlo a la suerte de un solo evento (el depósito inicial).

Fintual te permite hacer inversiones recurrentes de forma fácil

Sólo necesitas crear un objetivo en Fintual y luego dejar agendado por ti mismo una transferencia periódica desde tu banco. Cada depósito realizado de esta forma se reconoce automáticamente por un robotito que revisa cada 5 minutos lo que ha llegado y lo asigna automáticamente a tu cuenta, ya que verifica que coincida el RUT de la transferencia. Además, puedes depositar el monto que quieras. Y cuando quieras puedes dejar de hacerlo.

Casos reales

“Me llegó un correo que hacía la comparación entre tomarse un café diario y ahorrar. No tuve que darle muchas vueltas y me di cuenta que si lo hacía de esta manera no lo notaría y sería más sencillo”. Hace tres meses, Belén Jara programó una transferencia bancaria de $3.500 todos los días. Esta clienta ha visto crecer de forma más sana sus ahorros, tanto financiera como mentalmente: “Además de la ganancia monetaria, he ganado la tranquilidad de que puedo ahorrar para cualquier emergencia o situación que ocurra sin tener que sufrir con un monto importante cada vez que llega fin de mes”. Así, su dinero se ha ido convirtiendo en un ahorro de largo plazo. Con un pequeño esfuerzo diario, Belén está generando ahorros que pueden hacer que su patrimonio crezca sustancialmente en el futuro, mientras que sufre menos ansiedad por culpa de los vaivenes del mercado. De paso, dejó el exceso de café. “La verdad es que soy súper desordenada y me cuesta un montón ahorrar. Fintual ha sido un gran descubrimiento para mi desorden. Aunque podría hacer un solo depósito mensual, no me sale, porque me gasto la plata antes. Con el depósito diario, en cambio, no me doy cuenta y me encanta ver que he podido ahorrar tranquilamente”.